top of page

CUANDO NOS ARDE LA HERIDA DE QUIRÓN


La herida de Quirón "El Centauro". Es una herida profunda que se asocia con el dolor, la pérdida y el sentimiento de ser diferente. Cada uno de nosotros nació con Quirón en algun lado en su carta natal y en algún aspecto y esa herida se activa cuando nos enfrentamos a experiencias que nos recuerdan nuestra vulnerabilidad.


Cuando la herida de Quirón se activa, podemos experimentar una variedad de síntomas, incluyendo:


Dolor emocional:

Podemos sentirnos tristes, enojados, ansiosos o deprimidos.


Sentimientos de aislamiento:

Podemos sentirnos solos, incomprendidos o rechazados.


Problemas de autoestima:

Podemos sentirnos indignos, defectuosos o inferiores.


Tendencias autodestructivas:

Podemos recurrir a comportamientos dañinos, como el abuso de sustancias, el autolesionismo o las relaciones tóxicas.


Tratar la herida de Quirón es un proceso complejo que requiere tiempo y esfuerzo. Sin embargo, hay una serie de métodos que pueden ayudar, incluyendo:


Terapia:

La terapia con un profesional capacitado puede ser una herramienta valiosa para explorar la herida de Quirón y desarrollar estrategias para sanarla. Identificarla es un primer paso te invito a ser parte de La Terapia del Dragón 🐉de 3 cabezas


Meditación:

La meditación puede ayudarnos a conectarnos con nuestras emociones y a desarrollar una mayor conciencia de nuestra propia experiencia. En el app puedes encontrar una sección de meditaciones que nos ayudan.


Autocuidado:

El autocuidado, como la alimentación saludable, el ejercicio y el descanso, puede ayudarnos a fortalecernos física y emocionalmente.


Conexión con los demás:

La conexión con los demás, ya sea con amigos, familiares o un grupo de apoyo, puede proporcionarnos apoyo y comprensión.


No existe una solución única para tratar la herida de Quirón. El mejor método para ti dependerá de tus necesidades y preferencias individuales. Es importante ser paciente y compasivo contigo mismo durante este proceso.


Recuerda que no estás solo. Todos tenemos la herida de Quirón, y es posible sanarla. Con tiempo, esfuerzo y apoyo, podemos superar el dolor y la pérdida y encontrar la sanación.


Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page